logo-fundacion-maria-wolff-ORGfacebookmini  linkedinminitwitterminiyoutubeminiSpainUnited KingdomGreat BritainGermany

blog-headlines

Viernes, 02 Abril 2021 15:55

Intervención centrada en el Cuidador, comparada con la intervención Cuidador+Paciente

¿Intervenir sobre personas con demencia y cuidadores o sólo sobre cuidadores? La revisión sistemática de Kate Laver.

Las personas con demencia que viven en sus casas necesitan ayuda para afrontar de forma segura las actividades de la vida diaria. Esta ayuda puede dirigirse hacia actividades básicas, como el aseo o el vestido, o a otras más complejas, como cocinar o comprar, y suelen ser los familiares y amigos quienes proporcionan esta ayuda. Es común que estos cuidados estén asociados a altos niveles de carga objetiva y subjetiva, llegando a provocar depresión, ansiedad y agravamiento de procesos físicos (p.ej. enfermedades cardíacas) en los cuidadores.

Numerosos estudios previos, entre ellos la revisión del Grupo Internacional de Terapias no Farmacológicas, liderada por Maria Wolff, han demostrado la eficacia de las TNFs a la hora de mejorar la experiencia de carga subjetiva, el estrés y la calidad de vida de los cuidadores, así como para afrontar la tarea de los cuidados de una manera más eficiente. El objetivo de la revisión que aquí se comenta fue examinar la eficacia de las intervenciones combinadas (también denominadas intervenciones multicomponente) y comparar los efectos de las que se centran solo en los cuidadores con aquellas que implican también a los pacientes.

EL ESTUDIO

Para ello, el equipo de Kate Laver utilizó la mencionada revisión sistemática de Olazarán y Muñiz como fuente de estudios primarios, por ser la revisión de alta calidad más reciente. Se identificaron además estudios posteriores que cumpliesen los criterios de inclusión y analizaron los resultados.

Los estudios incluidos debían ser ensayos controlados aleatorizados, cuyos participantes fueran cuidadores de personas con cualquier tipo de demencia. Se definieron como intervenciones multicomponente aquellas que combinaban diferentes técnicas de intervención, entre las que se encontraban la educación, la mejora de las habilidades del cuidador y el desarrollo de estrategias y solución de problemas, entre otras.

En total se incluyeron 40 estudios en la revisión. Aproximadamente dos tercios de los cuidadores eran mujeres y la mayoría tenían más de 60 años. Cuando fue posible, los resultados obtenidos en las áreas de interés se agruparon y se calcularon medias estandarizadas para evaluar la magnitud del efecto mediante el programa RevMan.

RESULTADOS

En consonancia con estudios previos, el metaanálisis mostró que las intervenciones multicomponente reducen los síntomas depresivos de los cuidadores, la carga subjetiva y el malestar emocional y mejoran la calidad de vida. En lo que respecta al paciente, las intervenciones multicomponente redujeron los síntomas conductuales y psicológicos de la demencia y retrasaron el declive funcional. Los autores no encontraron diferencias significativas entre las intervenciones centradas en el cuidador y las que incluían al paciente, aunque observaron una tendencia a que las segundas reducen en mayor medida la carga del cuidador. Este hallazgo, en opinión de los autores, podría ser debido a que las intervenciones centradas en el cuidador no tienen entre sus objetivos la mejora de la funcionalidad del paciente. Es importante tener esto en cuenta ya que la baja funcionalidad del paciente influye en la carga objetiva y subjetiva del cuidador. En definitiva, la salud y la calidad de vida del paciente y de su cuidador son interdependientes.

Por otro lado, el análisis de los resultados mostró también una tendencia a un mayor potencial para reducir los síntomas depresivos y la carga del cuidador cuando la demencia es más leve. En contraste, se observó un mayor margen de mejora en la calidad de vida del cuidador cuando los síntomas de la demencia eran de moderados a severos. Esto podría deberse a que cuando los síntomas de demencia cambian de leves a moderados o severos, la calidad de vida del cuidador se deteriora rápidamente, por lo que hay más potencial para una gran mejora en este punto.

CONCLUSIONES

No se encontraron diferencias significativas en la eficacia de intervenciones centradas en el paciente e intervenciones sobre paciente y cuidador. No obstante, hay una importante evidencia de que las intervenciones multicomponente pueden mejorar muchos aspectos de la vida de los pacientes de demencia y de sus cuidadores.

Un punto de vista crítico

Esta revisión apoya los hallazgos de otras revisiones sistemáticas y añade más evidencia a la literatura existente, mediante el metaanálisis y la comparación de diferentes intervenciones multicomponente. Sin embargo, esa tendencia que apunta a un mayor potencial para reducir los síntomas depresivos y de carga subjetiva del cuidador cuando la demencia es leve, no se ha podido confirmar con este análisis. Lo mismo ocurre con la mayor mejora de la calidad de vida del cuidador cuando la demencia es moderada-severa. En futuros estudios, sería conveniente aportar una base estadística más sólida para confirmar o descartar estos efectos.

Asimismo, futuras investigaciones deberán estudiar hasta qué punto se puede aliviar la carga de los cuidadores si las intervenciones se proponen también mejorar la independencia funcional de los pacientes.

Marcos Ugalde Martínez

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Más información