logo-fundacion-maria-wolff-ORGfacebookmini  linkedinminitwitterminiyoutubeminiSpainUnited KingdomGreat BritainGermany

noticias-headlines

Lunes, 21 Octubre 2019 20:39

Dos tercios de los psicofármacos prescritos a personas mayores con demencia pueden evitarse

 • Científicos españoles validan un novedoso método para evitar la habitual sobre-prescripción de psicofármacos peligrosos en ancianos

• Los resultados de esta metodología acaban de publicarse en la prestigiosa revista médica “International Psychogeriatrics”

• Los pacientes mejoran su calidad de vida con este ajuste consiguiendo un ahorro sanitario y la ausencia total de sujeciones químicas

Madrid, 22/10/2019.- Un grupo de científicos españoles ha concluido que dos tercios de los psicofármacos prescritos a personas con demencia pueden evitarse. Es una de las afirmaciones más importantes derivadas del estudio publicado en la prestigiosa revista médica “International Psychogeriatrics”, que analiza los efectos de aplicar la metodología de Criterios CHROME de Fundación Maria Wolff en un gran centro socio sanitario español.

Para tener una perspectiva de la actual situación, más de la mitad de los ancianos de países industrializados toman fármacos inadecuados que además son potencialmente peligrosos: pueden producir caídas, fracturas, empeoramiento de las facultades mentales, incontinencia, aumento de la torpeza y de los costes asistenciales o fallecimiento súbito, entre otros efectos adversos.

Resolver un problema de salud pública

Un porcentaje significativo de estos ancianos, además, sufren de un tipo de maltrato denominado “sujeción farmacológica” o “sujeción química”. Se trata de fármacos que se recetan para que no “molesten” o “amoldarlos (=sedarlos)” a la organización de hospitales, residencias o domicilios.

Para resolver este problema de salud pública un grupo de científicos españoles coordinados por la Fundación Maria Wolff publicó un novedoso método denominado “Criterios CHROME” (CHemical Restraints avOidance MEthodology).

Los Criterios CHROME son actualmente los únicos parámetros médicos existentes para comprobar que los ancianos reciben psicofármacos adecuados y estén libres de sujeciones químicas de forma objetiva y demostrable.

Psicofármacos inadecuados y prescindibles

Los efectos de aplicar dichos criterios han resultado ser espectaculares ya que dos tercios de las prescripciones de psicofármacos recetados a personas con demencia antes de la aplicación de estos criterios resultaron ser inadecuados y se pudieron suspender.

Las implicaciones de que dos tercios de los psicofármacos prescritos a personas con demencia pueden evitarse es el resultado más relevantes en cuanto a evitación de riesgos por efectos secundarios, calidad de vida y reducción de gasto sanitario.

El tercio de ancianos que aún requería algún psicofármaco, acabó tomándolo ajustado a su caso. Para garantizar el rigor, los datos fueron corroborados de forma independiente por una auditoría externa de la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA).

Del estudio se concluye que la sobre-prescripción generalizada de psicofármacos en ancianos tiene su raíz en la dificultad que tienen los médicos a la hora de diagnosticar las afectaciones neuropsiquiátricas.

Los Criterios CHROME ofrecen al médico unos criterios sencillos y rápidos para un diagnóstico más certero del que luego se deduce la prescripción óptima reportada en los resultados de este estudio.

Reducción de caídas, lesiones y mortalidad

Como era de esperar, la mejor prescripción condujo a una reducción de las caídas, las fracturas de cadera, la mortalidad y las derivaciones a urgencias hospitalarias.

No se observaron conductas o estados psicológicos adversos como consecuencia de la retirada y ajuste de los psicofármacos. Al contrario, algunos ancianos recuperaron habilidades funcionales y cognitivas, mostraron estar más alerta y presentes.

“Desde un punto de vista profundamente humano, estos beneficios han hecho que mereciera la pena todo el esfuerzo de desarrollar estos criterios”, comenta el Dr. Olazarán, neurólogo y director del estudio.

Objetivo: evitar las sujeciones farmacológicas

Ruben Muñiz, investigador principal del estudio expone en el estudio, “que este método supera aproximaciones más antiguas e inespecíficas como ‘racionalizar’ o ‘reducir’ psicofármacos”.

“Los Criterios CHROME ofrecen al médico el fármaco ‘adecuado’ para cada caso, utilizando para ello criterios de diagnóstico sindrómico y una tabla asociada de unos pocos fármacos que elegir en función al caso” añade el director de investigación de Fundación Maria Wolff.

De este modo se resuelve de un plumazo la sobre-prescripción, evitando a la vez las sujeciones farmacológicas o químicas. De este modo queda atrás la prescripción basada en síntomas psicológicos o conductuales asociados a las demencias como el Alzheimer.

La manera de aplicar en una residencia este método de prescripción consiste en formar en uno o dos días a médicos y técnicos en Criterios CHROME. Tras aproximadamente 6 meses, el centro puede pasar la auditoría de un médico especialista externo que comprueba la ausencia de sujeciones farmacológicas y que todos los residentes tienen sus psico-fármacos prescritos óptimamente.

La fundación ya ha iniciado la internacionalización del método en otros países.

Fundación Maria Wolff

Dirigida por Ruben Muñiz y el Dr. Javier Olazarán, la Fundación Maria Wolff, está reconocida internacionalmente por abrir caminos. Dieron a las Terapias No Farmacológicas (TNFs) una estructura científica. Sus ensayos clínicos con fármacos, TNFs como estimulación cognitiva, Terapia de Estimulación Emocional - T2E y otras, son referencias ampliamente citadas en la literatura clínica internacional.

Con el estudio recién publicado la Fundación pretende abrir un camino de repercusión internacional para mejorar la calidad de la prescripción. Además de estudios científicos, la fundación organiza cursos para médicos y personal socio sanitario.

Sujeción química

Las sujeciones farmacológicas son invisibles y atentan contra derechos fundamentales como la libertad y dignidad de las personas. Las definiciones antiguas de “sujeción química” no permitían determinar con claridad (salvo casos manifiestos) si una persona era objeto de este tipo de maltrato.

Los Criterios CHROME han fusionado las definiciones clínicas con las jurídicas. Esta innovación permite por primera vez que médicos externos puedan corroborar con criterios y parámetros objetivos, si una persona tiene o no una sujeción química, y si los psicofármacos prescritos son adecuados a su diagnóstico neuropsiquiátrico.

Sujeción mecánica

Medios físicos (ataduras, muebles, barandillas, etc) utilizados para limitar la libertad de movimientos del paciente. Salvo situaciones extremas rarísimas, se considera maltrato.

Condiciones del estudio:

El estudio se llevó a cabo en el Centro Sociosanitario El Pino del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria del Cabildo de Gran Canaria (IAS).

Otros centros que han aplicado los Criterios CHROME con éxito: Residencia Albertia Las Palmeras (Azuqueca de Henares) y Residencia Albertia Valle de la Oliva (Majadahonda). Actualmente hay centros repartidos por toda la geografía nacional que han empezado a aplicar los Criterios CHROME.

Fundación Maria Wolff

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Más información